¿Cuánta atención le prestas a tu lencería? Aunque no se vea, la ropa interior es la clave para aumentar tu autoestima y desatar la pasión de quien te mira.

Eres una fetichista de los zapatos, adoras ir de compras y te encanta probar todas las novedades en cosmética. Sin embargo, en tu escala de valores ¿dónde colocas la lencería?

La ropa interior, en muchas ocasiones, es una de las grandes olvidadas. Nos encanta soñar con ella pero a la hora de la verdad ¿cuántas veces te has atrevido a enfundarte en un picardías?

Sentirse sexy por dentro es un primer paso para potenciar no solo nuestra autoestima, también la imagen que proyectamos. No hace falta tener unas curvas de infarto, ni coincidir en el estándar de belleza del famoso, 90-60-90. Tan solo hay que saber elegir la prenda lencera más favorecedora para realzar nuestra silueta.

 

Lencería erótica: ¿los seduce?

Aunque creas que los hombres poca atención le dan, la verdad es que en el terreno de la seducción, todo vale y la lencería es una potente arma para levantar pasiones solo con la mirada. Así que hay que desterrar esa idea que tenemos las mujeres en la cabeza de que “a los hombres no les importa la lencería sino que solo piensan en quitárnosla”. A ellos también les condiciona y les excita.

Eso sí, hay ciertas prendas lenceras que pueden jugar en nuestra contra a la hora de conquistar a un hombre. Las braguitas fajas, las prendas remodeladotas y el color carne en todas sus versiones, se quedan fuera a la hora de ligar, a menos que una quiera protagonizar ese momento tan divertido como bochornoso a lo Bridget Jones.

Pulsa aquí para ver nuestra selección de prendas de lencería para levantar pasiones.

Déjanos tu comentario